Miércoles. 20.11.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

ANÁLISIS | El petróleo sudanés será el combustible que avive la guerra

Según expertos del conflicto sudanés, el gobierno está comprando armas y suministros militares con los ingresos del petróleo, por lo que este hidrocarburo es un factor clave en las crisis del país.

ANÁLISIS | El petróleo sudanés será el combustible que avive la guerra

El petróleo de Sudán del Sur ha alimentado el conflicto en el país africano. Los ingresos que el país obtiene de la exportación de crudo están siendo usados para mantener la guerra, de acuerdo a James Okuk, analista político de la Universidad de Juba en la capital del país. "El gobierno uso el dinero del petróleo para comprar armas", dijo el experto en una entrevista.

"Si compras armas usando petróleo, entonces el petróleo es un contribuyente de la guerra. En tiempo de paz el petróleo no contribuye, pero muchas personas están luchando en todo el país, lo que quiere decir que su contribución es muy seria", dice el experto. Además, agregó que el petróleo deja una huella imborrable en la crisis del país.

"Si estás reclutando soldados con dinero del petróleo, entonces es un factor clave, a menos que no hubiera soldados en la lucha. Los suplementos militares son los que incitan a una escalada en el conflicto armado y el petróleo es la causa de esa inestabilidad", afirma Okuk.

Esto significa que "permite la continuación de la guerra, que produce a su vez graves violaciones de los derechos humanos", como lo afirma The Sentry, un sitio de Internet que investiga las conexiones de "dinero sucio conectado a guerras africanas, la participación de criminales y personas interesadas en enriquecerse con el conflicto armado".

El Ministerio del Petróleo financia la comida, la gasolina y las comunicaciones con teléfonos satelitales a las milicias acusadas de atacar civiles, según informa este sitio web. 

"Han usado el petróleo del país para comprar armas, financiar milicias mortales y contratar compañías propiedad de expertos políticos para apoyar operaciones militares que han generado atrocidades horribles y crímenes de guerra", aseguró JR Mailey, quien dirige investigaciones especiales en The Sentry.

No obstante, el gobierno rechazó las acusaciones y las calificó como información diseñada para dañar su imagen.

 

Petróleo

Además de ser el país más joven del mundo, Sudán del Sur es también el más dependiente del petróleo. Dar Petroleum es un consorcio de compañías de exploración y producción de crudo en el que participan la Corporación Nacional de Petróleo de China (China National Petroleum Corporation), la estatal Petronas de Malasia, la estatal china Sinopec, la firma privada con sede en Egipto SSTO y la compañía estatal Nile Petroleum de Sudán del Sur. 

Las ganancias por el petróleo constituyen el 98% de presupuesto gubernamental de Sudán del Sur, de acuerdo con cifras del gobierno. Dar Petroleum es el único consorcio que ha seguido operando pese a que la mayoría de plataformas petrolíferas fueron cerradas o destruidas.

Negociadores de EEUU, Reino Unido y Noruega persuadieron a las fuerzas del presidente Salva Kiir y a los grupos rebeldes para que acordaran una tregua y compartieran el poder en un acuerdo firmado 13 meses atrás. Desde entonces, la producción de petróleo casi se duplicó a 200.000 barriles por día. De todas maneras aún está lejos de los 350.000 barriles que se producían antes del conflicto.

Pero las dos partes del conflicto siguen en desacuerdo sobre límites regionales, decisiones sobre seguridad, y las perspectivas son sombrías para el 12 de noviembre, el día en que se cumple el plazo para establecer un gobierno de unidad. 

Sudán del Sur cayó en crisis cuando Kiir despidió a Riek Machar como vicepresidente en diciembre de 2013 bajo sospecha de planear un golpe de Estado. Esta decisión generó una guerra civil que mató a cientos de miles de personas y generó la migración de otros 4 millones. Ambos líderes finalmente alcanzaron un acuerdo de paz en 2018, pero aún permanece sin implementarse.

La producción de petróleo de los campos petroleros de Unity, operados por China National Petroleum Corp., Malasia Petroliam Nasional Bhd y Oil & Natural Gas Corp. de India, se reanudó después del cese al fuego. Y la producción de los campos petrolíferos de Paloch, operados por un consorcio compuesto por CNPC, Petronas, Nile Petroleum Corp., Sinopec Corp. y Tri-Ocean Energy Co., y que continuó operando durante el conflicto, se ha expandido.

El gobierno pretende lograr una producción diaria de 250.000 barriles para fines del próximo año. Sin embargo, la economía de Sudán del Sur sigue siendo una de las más débiles y subdesarrolladas del mundo por falta de infraestructura y las más altas tasas de mortalidad materna y analfabetismo de mujeres en el mundo.

 

Agricultura

Sudán del Sur es rico en tierras agrícolas y tiene una de las mayores poblaciones pastoriles del mundo. Sin embargo, desde 1999, cuando Sudán comenzó a exportar petróleo, la producción agrícola en el país disminuyó. Según el Banco Mundial, la tasa de crecimiento anual promedio del sector agrícola entre 2000 y 2008 fue de 3,6%, una mera sombra de la tasa de crecimiento de 10,8% de la década anterior.

Una extensa investigación con imágenes satelitales de tierras, realizada por la Agencia de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), mostró que solo el 4,5% de la tierra disponible está siendo usada para cultivos desde que Sudán del Sur se independizó.

Por tal razón, Sudán del Sur depende de las importaciones de alimentos de países vecinos, como Uganda, Kenia y Sudán. Estos tienen un alto costo de transporte que, junto con la inflación, ha provocado un dramático aumento en los precios de los alimentos. La disminución de la producción agrícola y la dependencia de los costosos suministros de alimentos extranjeros han contribuido a una grave escasez de alimentos en el país africano.

 

Otros recursos naturales

En Sudán del Sur hay varios depósitos de mármol en la región sureste de Kapoeta, a solo 4 kilómetros de la ciudad que tiene el mismo nombre. En 1978, una compañía de cemento alemana descubrió alrededor de 8 millones de toneladas del mineral en el área. 

También tiene algunos depósitos de aluminio, con al menos tres de las áreas que contienen el mineral a un valor superior al 4,5%. Se desconoce la cantidad de reservas de aluminio total en el país, pero el gobierno las estima en aproximadamente 10 millones de toneladas.

Aunque Sudán del Sur tiene varios depósitos de mineral de hierro, el mineral permanece en gran parte sin explotar debido a la guerra civil en curso y la falta de infraestructura adecuada. Muchas compañías extranjeras se han ido del país debido al incremento de la violencia política.

Finalmente, la extracción de oro es la principal fuente de ingresos para las personas que viven en la parte oriental del sur de Sudán, especialmente en Kapoeta, donde es la principal forma de sustento. Sin embargo, el país obtiene pocos beneficios de la minería, ya que la mayor parte del oro se vende como contrabando en el mercado negro.

Fuente: AA (Benjamin Takpiny)

ANÁLISIS | El petróleo sudanés será el combustible que avive la guerra
Comentarios