Viernes. 20.09.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Las elecciones en Camerún se realizaron en medio de enfrentamientos con separatistas

FOTO: Sunday Alamba
FOTO: Sunday Alamba

Marcadas por la violencia, una baja participación y denuncias de fraude, Camerún celebró elecciones presidenciales ayer, con las que actual presidente, Paul Biya, aspira a su séptima reelección  Los resultados podrían ser dados a conocer por el Tribunal Constitucional en un lapso de 15 días.

Las elecciones en Camerún se realizaron en medio de enfrentamientos con separatistas

Paul Biya, presidente de Camerún desde 1982, está confiado en que al final de los comicios de este domingo 7 de octubre resultará reelegido. Al menos así lo dejó ver uno de los voceros de su gabinete el día anterior a la votación. "La probabilidad de su victoria está fuera de toda duda razonable. Estoy seguro de que el juego ya está decidido", afirmó a la prensa Issa Tchiroma Bakary, protavoz del gobierno de Biya.

Pero mientras Biya asegura su reelección, en el noroccidente y suroccidente del país, los grupos insurgentes se enfrentan a las autoridades para rebelarse en contra del régimen. Durante la jornada, al menos tres “separatistas armados” fueron dados de baja por las fuerzas de seguridad en la ciudad de Bamenda y en esas regiones de Camerún la asistencia a los puestos de votación ha sido muy reducida.

El país está dividido entre las regiones francófonas y los angloparlantes, quienes cada vez más desconocen la autoridad del gobierno central. Los candidatos opositores, entre tanto, gozaron de poca visibilidad durante la campaña y se disputan los votos entre los detractores de Biya.

 

Las regiones anglófonas intentan boicotear las elecciones en Camerún

En la capital regional de Buea, al occidente del país, ninguno de los puestos de votación estaba en funcionamiento porque el personal no tenía suficientes materiales electorales. En Ekona, un pueblo 15 km. al norte, un convoy de vehículos militares no pudo entregar el material porque el centro de votación no tenía personal, según Reuters.

En Lysoka, también cerca a Buea, tampoco se abrieron los puestos porque no recibieron las urnas de votación, según informó AFP. El ejército y los funcionarios de Elecam, la entidad a cargo de los comicios, consideraron que llevar el material allí sería “peligroso”.

Los levantamientos armados de los grupos secesionistas al noroeste y suroeste de Camerún, hogar de al menos 5 millones de personas, han costado cientos de vidas y han forzado a miles a desplazarse hacia las ciudades francoparlantes, o hacia Nigeria, el país vecino.

Las regiones anglófonas se han sentido tradicionalmente excluidas en un país que se fundó en 1961 bajo la promesa del pluralismo y un sistema federal. Pero en la práctica, el gobierno central les ha dado poca autonomía y representación. En 2016, civiles no armados resultaron muertos en medio de unas protestas de profesores y abogados que reclamaban mayor inclusión.

Uno de los principales grupos insurgentes, las Fuerzas de Defensa de la Ambazonia, amenazó con hacer todo lo posible para "impedir" que las elecciones se llevaran a cabo en su territorio.

Luego de depositar su voto en Yaundé, el presidente Biya evitó hacer comentarios sobre los enfrentamientos contra los grupos separatistas.

 

Los opositores de Paul Biya no tienen suficiente respaldo

En un país donde el papel de las redes sociales en el contexto electoral hasta ahora está tomando fuerza, la visibilidad de los candidatos se mide en pancartas y avisos en las calles. Y en esos sectores gana Biya.

Los candidatos opositores a la presidencia gozan de poca visibilidad y dividen a los detractores del actual mandatario. Akere Muna desistió de su candidatura el pasado viernes para unirse a la campaña de Maurice Kamto. Mientras Joshua Osih, quien tendría más opciones de combatir contra Biya, vio crecer durante las últimas semanas la imagen de Cabral Libii, el candidato de 38 años que llamó la atención de los jóvenes durante la campaña.

 

Fuente: France24

Las elecciones en Camerún se realizaron en medio de enfrentamientos con separatistas
Comentarios