Miércoles. 26.06.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Egipto asume la presidencia de la Unión Africana en el año de los refugiados

FOTO: Simón Maina | AFP
FOTO: Simón Maina | AFP

El presidente egipcio, Abdelfatah Al-Sisi, prometió enfocarse en la lucha contra el terrorismo y el extremismo. Temas que, junto a la migración, ocuparán la agenda de la Unión Africana en 2019.

Egipto asume la presidencia de la Unión Africana en el año de los refugiados

Un nuevo liderazgo llega a la Unión Africana. La cumbre 32 de la organización política comenzó este 10 de febrero con la elección de Al-Sisi como presidente y con la discusión de asuntos fundamentales para el continente como el desplazamiento forzado, la seguridad y la lucha contra la violencia.

"El extremismo y el terrorismo son las mayores amenazas del continente. Durante mi presidencia, me voy a centrar en abordar estas y otras cuestiones", dijo el mandatario egipcio durante la ceremonia de apertura en Adís Abeba.

El líder egipcio hizo estas declaraciones después de que su homólogo ruandés, Paul Kagame, le trasladara la presidencia para este año y le cediera su puesto en la tribuna. La elección de Al-sisi, sin embargo, fue ampliamente cuestionada por organizaciones internacionales ante las posibles repercusiones a nivel de derechos humanos que esta decisión puede tener.

"Durante el tiempo que lleva en el poder (en Egipto), el presidente Al-Sisi ha demostrado un escandaloso desprecio por los derechos humanos. Bajo su mandato, el país ha sufrido un declive catastrófico de los derechos y libertades", aseguró la directora de Amnistía Internacional (AI) para el norte de África, Najia Bounaim.

 

El desplazamiento forzado, la realidad que ensombrece a África

Tras su nombramiento, el mandatario egipcio explicó la importancia de que la UA se centre en una de sus "principales prioridades": la migración. Al-Sisi instó al resto de mandatarios africanos a promover "iniciativas de alto nivel" al respecto.

Desde el 10 hasta el 11 de febrero, Jefes de Estado y de Gobierno del continente se reúnen para tratar temas de la agenda de la Unión Africana, como los refugiados internos, la migración o la creación de un pasaporte africano, siendo 2019 "el año de los refugiados" para esta organización.

Bajo el lema "hacia soluciones duraderas en los desplazamientos forzosos en África", los líderes africanos pretenden encarar esta crisis que, según la agencia de las Naciones Unidos para Refugiados (Acnur), les afecta especialmente. La presencia de grupos terroristas, la pobreza y la desigualdad han contribuido a la migración masiva.

El secretario general de la ONU, António Guterres, que se encontraba en el acto de apertura, elogió al continente nuevamente por "mantener sus fronteras abiertas, ser amable con los países vecinos y sentar ejemplo para el resto del mundo". También se pronunció en Twitter asegurando que "un futuro pacífico y próspero para todos los africanos es bueno para todos en todas partes" e instó a la Unión Africana a "perseguir todos las metas globales".

"A pesar de los desafíos económicos, sociales y políticos del continente, los gobiernos y las personas africanas han mantenido las fronteras, las puertas y los corazones abiertos a millones de personas necesitadas", afirmó Guterres.

El secretario general de la ONU también expresó su decepción hacia el hecho de que el resto del mundo no esté siguiendo el ejemplo marcado por África, que definió como "un estándar de una solidaridad de oro".

 

Una zona de libre comercio, tema de debate en la cumbre africana

Si bien las crisis múltiples en el continente estarán en la agenda de los jefes de estado de los 55 países miembros, la cumbre también se centrará en las reformas institucionales de la organizacióny el establecimiento de una zona de libre comercio en todo el continente.

El Área de Libre Comercio Continental (CFTA) fue acordada por 44 países en marzo de 2018, pero solo 19 países han ratificado el acuerdo. Son necesarios 22 para que entre en vigencia.

El mercado único es un buque insignia del programa "Agenda 2063" de la Unión Africana, ideada como un marco estratégico para la transformación socioeconómica de la región. Este proyecto pretende fortalecer los fragmentados mercados africanos para competir en el escenario internacional junto a otros grandes bloques y afecta a 1.200 millones de personas con un producto interior bruto (PIB) combinado de más de 2 billones de dólares.

Pero más allá del empoderamiento de la UA como institución y la promoción de esta zona que impulsó Kagame, el presidente saliente de la Unión, se espera que el mandatario egipcio se centre más en la seguridad, el mantenimiento de la paz y la reconstrucción de la posguerra, temas estrechamente relacionados con el tema central de 2019 de "Refugiados, repatriados y desplazados internos".

 

Fuente: France 24

Egipto asume la presidencia de la Unión Africana en el año de los refugiados
Comentarios